Qué hacer para evitar robos en vacaciones

Qué hacer para evitar robos en vacaciones
Con el fin de que los ladrones se mantengan alejados de nuestras casas cuando nos ausentamos de vacaciones, hay que tomar una serie de medidas importantes. Entre las fundamentales, se halla la instalación de cerrajería antiladrones, la cual debe componerse de elementos que prevengan tanto de métodos de robo violentos, como de robos con métodos más técnicos y menos invasivos.

Muchos usuarios se preguntar qué hacer para evitar robos en vacaciones. Como decimos, es fundamental contar con una cerrajería que evite, entre otros, el método del bumping. Se trata de una técnica utilizada para robar, pero que era propia de cerrajeros profesionales. Los delincuentes se la apropiaron y hoy en día se ha convertido en uno de los métodos de robo favoritos por los ladrones.

Para prevenirse del bumping, hay que realizar instalación de cerraduras que integren cilindros antibumping. Estos elementos prevendrán de una técnica muy peligrosa, pues para su consecución solo es necesaria una llave modificada y un golpe de martillo. También es importante protegerse contra métodos de robo de otros tipos... como los que se realizan mediante tarjetas, taladros...

Pero no todo consisten en instalar cerrajería antiladrones en la puerta principal. En algunos edificios también hay que tener cuidado con las ventanas, que pueden resultar un acceso perfecto para los amigos de lo ajeno. Utilizando el método que se conoce como escalo, los delincuentes suben por los muros de los edificios para entrar por ventanas o balcones.

Hay que preservar la protección de las ventanas mediante barras de metales ultra resistentes, aunque el caso de los balcones u otros espacios de mayor tamaño es más complicado. Pueden adecuarse en este caso cerramientos con cerrajería antiladrones. También es importante que los ladrones no estén al tanto de la presencia de personas en el interior del edificio. Para ello, los inquilinos pueden acudir a la ayuda de amigos o familiares que vayan de vez en cuando a echar un ojo al inmueble.